¡Cuidá tu estómago!

¡Cuidá tu estómago!

¿Sabías que podés sufrir acidez por estrés y no sólo por factores ligados a la nutrición?

De la misma manera que las comidas pueden provocarte acidez, una dieta saludable puede ser tu aliada a la hora de combatirla. Es importante saber que alimentos le caen bien y mal a tu estómago, ya que la acidez frecuente aparece en personas con obesidad, embarazadas o fumadores. Incluso en aquellos con hábitos alimenticios inadecuados o en quienes toman algunos medicamentos o padecen determinadas enfermedades.

La acidez es una sensación de ardor o quemazón en la boca del estómago, que con frecuencia puede ascender hasta la garganta. Si el músculo que une el esófago con el estómago no logra cerrarse bien, el contenido del estómago puede retornar o refluir al esófago. Este material parcialmente diferido generalmente es ácido y puede irritar el esófago, causando acidez y otros síntomas.

Si esta sensación se percibe dos o tres veces por semana, se recomienda consultar a un médico gastroenterólogo.

A diferencia de la acidez ocasional, la acidez frecuente impacta en la calidad de vida de las personas, obligándolas a modificar sus hábitos alimenticios y actividades. Además puede provocar problemas para dormir, falta de apetito, malestar y cambios de humor.

Para tratar estos síntomas, los antiácidos pueden ser una solución. Estos medicamentos reducen los efectos

neutralizando el ácido en el estómago. Los antiácidos pueden proporcionar un alivio rápido a corto plazo. Existe una gran variedad de ellos en el mercado.

Recomendamos leer atentamente el prospecto de cada medicamento, limitar su uso y consultar al médico y/o farmacéutico.

Ante cualquier duda consulte a su médico y/o farmacéutico
Fuente: Ministerio de Salud de la Nación