¿Cómo aliviar dolores musculares y articulares?

¿Cómo aliviar dolores musculares y articulares?

Los dolores musculares son comunes y pueden comprometer más de un músculo. El dolor muscular también puede involucrar ligamentos, tendones y fascia. El dolor muscular está a menudo muy relacionado con tensión o lesión muscular por el ejercicio o el esfuerzo físico.

Analgésicos:

Son medicamentos para calmar o eliminar dolores musculares y articulares, a su vez sirven para aliviar dolores de cabeza, menstruales, articules, entre otros. Hay diferentes tipos y se utilizan en distintas formas como tópicos, vía oral, o vía parenteral . En este caso solo haremos referencia a los de vía oral y a la forma tópica.

Tópico

Se aplican en la piel en forma local y actúan sobre las terminaciones nerviosas y los tejidos adyacentes. Están indicados para calmar dolores producidos por golpes y caídas, ya que mejoran la piel en caso de moretones e inflamación.

  • Árnica

    Se utiliza el extracto alcohólico o el aceite de sus semillas, en cremas o pomadas muy usadas para el tratamiento de inflamaciones, dolores musculares y articulares , torceduras, edemas y moretones o hematomas; debido a sus propiedades, aumentando el calor y la circulación en el sitio de aplicación, haciendo que la sangre no queda acumulada y se produzca un moretón.

  • Diclofenac tópico

    Se utiliza para tratar dolores e inflamación leves de forma local. Por ejemplo, en pequeñas contusiones, tortícolis u otras contracturas.

Vía Oral

  • Ibuprofeno

    Indicado como anti-inflamatorio y para disminuir el dolor muscular.

  • Paracetamol

    Se caracteriza, como el ibuprofeno, por tener efectos analgésicos y antifebriles. No posee acción anti-inflamatoria.

  • Diclofenac

    Es un anti-inflamatorio que se utiliza para reducir la inflamación y para tratar el dolor.

Tratamientos de frío o calor:

Son medicamentos para calmar o eliminar dolores musculares y articulares, a su vez sirven para aliviar dolores de cabeza, menstruales, articules, entre otros. Hay diferentes tipos y se utilizan en distintas formas como tópicos, vía oral, o vía parenteral . En este caso solo haremos referencia a los de vía oral y a la forma tópica.

Calor

Este tratamiento se suele recomendar para los dolores crónicos, ya que al aumentar el flujo de sangre permite que la circulación sea más rápida.

  • Gel pack-calor

    En caliente se aplica sobre la piel protegido por un paño. Es ideal para desgarros, tensión muscular, artrosis, tortícolis y lumbago.

  • Almohadilla térmica

    Permiten regular la temperatura y mantenerla constante. Se recomienda utilizarla en la zona afectada entre 10 y 30 minutos con intervalos. Es importante regular la temperatura porque el calor tiene que sentirse de forma agradable y no quedarse dormido usándola.

  • Bolsa de agua caliente

    Se coloca agua hirviendo en el interior parar disminuir los dolores musculares.

Frío

Para tratar una lesión nueva, generalmente se utilizan estas terapias con el fin de reducir el flujo sanguíneo y evitar que se produzca una mayor inflamación.

  • Gel-pack frío

    Sirve para disminuir inflamaciones y hematomas, evitar la formación de edemas. Relaja tensiones y dolencias generadas por traumatismos, esguinces, tendinitis y esfuerzos articulares. Además el frío produce cierto efecto anestésico sobre la zona .

  • Bolsa para hielo

    Se coloca hielo en el interior para desinflamar y aliviar dolores. Dado que tiene un cierre hermético, no permite filtraciones.

Ante cualquier duda consulte a su médico y/o farmacéutico.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación