Mayo: Mes de la hipertensión arterial

Mayo: Mes de la hipertensión arterial

La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos.

La tensión arterial alta no produce síntomas en quienes la padecen, o producen algunos tan difusos que no suelen ser tomados en cuenta como señales de problemas graves.

La presión arterial elevada conlleva que el corazón, las arterias y los riñones realicen un sobre-esfuerzo adicional, lo que aumenta el riesgo de padecer infartos cerebrales y de miocardio, insuficiencia renal e insuficiencia cardíaca.

Además, si la hipertensión arterial se acompaña de obesidad, tabaquismo, hipercolesterolemia o diabetes, el riesgo de padecer infartos cerebrales o de miocardio se multiplica. Es importante saber que 120/80 mmHg es el nivel recomendado de presión sanguínea.

El riesgo cardiovascular es mayor cuando:

  • Tenes colesterol y triglicéridos altos

  • Tenes presión alta

  • Tenes diabetes

  • Tenes sobrepeso u obesidad

  • Tenes antecedentes familiares

  • Sos sedentario

  • Sos fumador

TABAQUISMO

Según la Sociedad Norteamericana del Corazón por cada diez cigarrillos fumados por día se produce un aumento del 18% de la mortalidad cardiovascular en los varones y del 31% en mujeres. Los grandes fumadores son de 2 a 4 veces más propensos a sufrir ataques cardíacos que los no fumadores.

No fumes. Fumar es perjudicial para tu salud y la de las personas que te rodean.

¿Cómo reducir los riesgos de hipertensión?

  • Dejando el cigarrillo

  • Comiendo alimentos frescos y naturales

  • Reduciendo el consumo de sal

  • Incorporando a tu dieta ácidos grasos Omega3

  • Haciendo actividad física a diario

  • Manteniendo un peso saludable

Ante cualquier duda consulte a su médico y/o farmacéutico

Agradecemos la colaboración del Laboratorio ELEA.